Respuesta a: El Reino de los Cielos

#10576
Félix Guttmann
Moderador

Gustavo:

Jesús «Mateo 13) enseña que hay «un sembrador». Se refiere al colectivo que lleva la «buena noticia» integral, el acercamiento del reino de los cielos, con la persona de El Ungido para Israel; asimismo la redención y la regeneración de todo los afectado por Satán y su rebelión, etc.

Ese «sembrador» es distinto del «hombre que sembró la buena semilla en el campo» (Mt. 13:24). El «hombre que sembró la buena semilla en el campo» lo hizo en la eternidad, cuando se dio la vida humana en el universo.

2- La parábola que habla Jesús acerca de ese «grano de mostaza que un hombre sembró en su campo». Sabemos que se trata de la verdad.

Obviamente fue sembrada antes de la rebelión.

Las «aves» o vivientes del universo se sustentan en esa verdad.

«Arbol» significa «sabiduría».

3- Mat. 13:33-34: «El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado».

Esa «mujer» es el sistema satánico. Esa «levadura» son las tergiversaciones de la ley universal. El sistema satánico las «escondió» en esas «tres medidas de harina».

La harina produce el pan.

El «pan» simboliza la realidad.

La realidad viene en tres verdades: el conocer del Creador, del Hijo de ese Creador y de los hijos de ese Creador.

«hasta que todo fue leudado», contaminado, tergiversado, manipulado.

4- El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo.

No dice en el campo. Sino «en un campo». En el muindo de Satán.

Satán escondió ese tesoro. Escondió la verdad y la realidad.

Ese tesoro «un hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo.»

No se le deben echar «perlas a los cerdos».

Cuando conozcas de esa verdad, de esa realidad, se prudente, vende todo lo que posees, a quienes ansian tener esos bienes que no necesitarás, y «compra» este «mundo», como Jesús nos compró por precio de sangre.

8- Mat. 20:1 «El reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña».

El Padre celestial ha salido a contratar obreros. ¿Dónde se hacen los obreros desocupados, sin trabajo durante el día? Pues en los parques o «plazas».

De no haber habido la rebelión no estaríamos tratando estos temas.

FGuttmann