Respuesta a: ¿Cómo se tranzó al Unigénito entre eL Altísimo y los inmundos?

Estudios Biblicos No Aptos Para Religiosos Foroluz Preguntas & Respuestas ¿Cómo se tranzó al Unigénito entre eL Altísimo y los inmundos? Respuesta a: ¿Cómo se tranzó al Unigénito entre eL Altísimo y los inmundos?

#12032
Félix Guttmann
Moderador

Ciertamente, de la información que reseña la Biblia se discierne que a causa de la rebelión quedaron directamente afectadas ocho planetas aunque solo siete quedaron bajo el imperio satánico. Otros veinticuatro planetas más uno, nuestra Tierra, también quedaron afectados y se le enfrentan al imperio de la maldad. Los demás planetas desconocen de fondo el problema.

El imperio satánico no solamente alteró el código genético adámico sino el estilo de vida de las gentes que residen en esos nueve planetas. Por naturaleza genética los humanos son «buenos».

En cuanto a la primogenitura, el Querub rebelde intentó e insiste en hacer valer lo que cree que es su derecho de primero en cuanto a genética de liderazgo.

Todo indica que ese «querub» propuso a la asamblea del ALTÍSIMO ese trueque, liberar a la humanidad de este planeta a cambio de la vida del Hijo del Hombre.

Jesús, en su calidad de «cordero de Dios» o «cordero inmolado» o «cordero degollado», recibió de la mano derecha del magno monarca, conocido como el «veterano» o «anciano de días», ese libro sellado con esos siete y al romperlos autorizó el inicio de las misiones encomendadas a esos cuatro jinetes o comandantes de esos ejércitos («caballos») de esas cuatro razas involucradas en la batalla final que ha de terminar con el imperio satánico y liberar a esos siete planetas bajo su autoridad dictatorial (Rev. 4 y 5).

Yeshúa fue tentado en todo, incluso por el mismo Satán en persona. La intención de Satán fue obnubilar a Jesús mediante esas tres oportunidades que tuvo. Por la naturaleza del Padre, cualquiera puede conversar con el Padre.

Se desconoce el lugar donde se concretaron las negociaciones entre los ELOHIM (Rev. 4.4) y Satán aunque no se debe descartar la tecnología de las comunicaciones.

FGuttmann.