Respuesta a: La rebelión de Satán

#5157
Félix Guttmann
Moderador

Rocio:
1. La «existencia» de un «ser» NO necesariamente se manifiesta físicamente o en «materia» según el código genético humano. El «PADRE» existe y NO tiene presencia física o «material». Los microrganismos también son vidas y son susceptibles de ser manipuladas porque tienen cuerpos «físicos» y son materia.
Todo lo creado por el Creador, porque existen muchas creaciones no creadas por el Creador, existen en su ser íntimo desde antes de que el Creador las manifestara en sus hábitas según sus «destinos». En el ser íntimo del Creador existe el «archivo» de todo cuanto él creó o concibió en su «mente» antes de que lo expresara, mediante su «palabra» o leyes, para que se desarrollaran en su hábitat. Todos los códigos genéticos están en ese «archivo» incluyendo desde luego al «adámico» y a ese código genético especifico le conocemos históricamente, porque fue manifestado en «carne», y le llamamos «Jesús», y es nuestro «hermano mayor» o del griego el «prototipo» o el «primogénito» o «primero» de ese «código genético» que nos caracteriza, del hebreo el «adámico» o del español el «humano». Desconozco cómo «ves» al vecino …
2. Ese código genético, el de la persona que conocemos como «Jesús», fue «introducido» en el vientre de esa doncella, Myriam, a quien conocemos como «María», a manera de luz y en esa energía iba la sémina («semen») o «semilla», o la información de esa «vida», la que se desarrolló en ese vientre, a semejanza de como se desarrolla la nuestra. De ese código genético todos venimos, aunque por causa de la rebelión nuestra información viene descompuesta o corrupta.
3. El HIJO, a quien conocemos como Jesús, siguió relacionado con su Padre … aunque en «carne». En «carne» el HIJO sigue y seguirá eternamente relacionado con su Padre tal como estaba previsto desde antes de la fundación del hasta entonces único «mundo» existente.
FGuttmann.