Respuesta a: La rebelión de Satán

#5396
Félix Guttmann
Moderador

Razedick:

Para evitar que te mal entienda alguna pregunta trata de formularla más específicamente, porque me toca lidiar con diferentes mentalidades aún en el mismo idioma cuando este no se maneja igual en los diferentes países hispanoparlantes. ¿De acuerdo?

Copìo que entiendes de como se multiplican los hombres, por relación sexual, sin embargo manipulando la genética y sus informaciones el hombre puede multiplicar su especie sin intervención de la parte sexual.

Ciertamente, en un principio el Padre hizo muchos hombres y mujeres de un solo para que siguieran reproduciéndose. Quienes desde aquellos días creyeron que Adan y Eva fueron los primeros no pusieron atención a la información sino a la interpretación, pero estamos en un siglo que nos facilita ubicar las informaciones para separar las interpretaciones y creencias erróneas, lo cual es responsabilidad de cada quien. Se nos enseñó que las cigüeñas traían a los bebés y que el hombre viene del polvo de la tierra, cuando esas partículas, por ser precisamente polvo, carecen de informaciones genéticas, y de ser así, que el código genético surgió de partículas sin vida, entonces no tendría sentido la reproducción sexual y los hombres seguirían surgiendo de esas partículas, como los monos continuarían su proceso para llegar a ser humanos.

Para muchos las teorías no lo son aunque sigan siendo teorías.

En aquella ocasión, cuando te dije acerca de la venida de Jesús, con respecto a que estaba destinado a ser manifestado entre sus hermanos respetándose lo concerniente al código genético hombre en su habitat correspondiente, desde luego mediando la parte femenina, solo me limité a lo que en ese aspecto informa Pedro (1P. 1.20).

1. Los códigos genéticos donde quieran que se desarrollen siempre darán como resultado lo que sus informaciones digan, estén donde estén, porque solo podrán desarrollarse en sus ambientes correspondientes. Desarrollarse el código genético, para el caso, el del hombre en este o en otro planeta es lo mismo que se desarrolle en uno u otro país, porque las moradas establecidas en el universo tienen los mismos componente o nos son moradas. Las vestimentas «especiales» se deberán a las condiciones que presenten esos planetas a donde accedan o que se establezcan que no les permitan estar como lo estarían en una morada, sin embargo los que han descendido a esta morada usando vestimentas «especiales» lo han hecho y lo hacen para evitar ser contagiados por los virus de esta morada, virus que el terrenal resiste, pero no esos visitantes.

2. El vocablo «Mediando» viene de mediador, y en esencia es necesario que haga de mediadora la parte femenina para que el código genético aportado por el varón se desarrolle en ese ambiente o vientre femenino.

3. Jesús nos relaciona con el Creador a quien nos presenta como el PADRE, así como Yehovah se declara «Padre» de los israelitas, aun cuando es un colectivo conformado por cinco líderes y millones de mensajeros. Solo en la mentalidad terrenal se concibe que un PADRE tenga sexo, pero Satán es padre de la mentira; y la «madre naturaleza» no tiene sexo, ni somos «hijitos» de Juan ni de Pablo (Jn. 13.33; 21.5; Gal. 4.19) como resultado de uniones sexuales, así como la congregación de Jesús es considerada su «esposa», aun cuando está conformada por millones de varones y de mujeres. Jesús también tiene por PADRE al patriarca Abraham, al rey David y a José quien le adoptó.

FGuttmann.