Respuesta a: Parábola: El hijo del hombre y la semilla sana

Estudios Biblicos No Aptos Para Religiosos Foroluz Librería de Comentarios Parábola: El hijo del hombre y la semilla sana Respuesta a: Parábola: El hijo del hombre y la semilla sana

#8661
Félix Guttmann
Moderador

Eduardo Figueroa:

Anima observar que cada día hay más personas como tu escudriñando esas escrituras que apenas si eran conocidas por unas minorías en el occidente de este planeta hace años hacia atrás, donde se podían conseguir desde que fue inventada la imprenta. No deja de llamar la atención que tanta gente joven está accediendo a la «Biblia» en estos tiempos. Ello impresiona, aunque el Islam lleva la «delantera», sin duda alguna, como religión, y su libro es leído y estudiado por todos esos millones de seguidores de Mahoma, que lo adquieren y lo escudriñan con suma disciplina y convicción, aun en los más recónditos lugares de esta morada.
Con respecto a tu aporte, ten en cuenta que en Isaías no dice lo que comentas, que «servían «espíritus inmundos» o dioses paganos como la tal «fortuna». Desconozco la fuente que usas porque en la Biblia dice: «Pero vosotros los que dejáis a Yehováh, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la fortuna, y suministráis libaciones para el destino (…). (Isa 65:11 R60).
En cuanto al vocablo «cábala», este solo significa en hebreo «recibir» y de eso se trata de «recibir» un conocimiento complejo que está criptado en cada rasgo, signo (letra), palabras, frases y números de esa lengua, la hebrea, y además que cada uno de esos rasgos, signos (letras), palabras, frases y números tienen un peso.
Te comento que en Juan 1:1 tampoco dice «que antes de la creación del universo material el LOGOS ya existía era preexistente». En idioma griego el judío Juan explicó que «en el principio», antes de que se diera esa rebelión», lo que todos los vivientes respetaban era precisamente la «palabra» del Creador (la fuente no menciona al «Verbo») y que esa Palabra «era con Dios», es decir, que sus leyes y normas armonizaban con el Creador; y que esa Palabra «era Dios», o en otras palabras, que sujetándose a esa Palabra, a esa ley magna y sus leyes, todos podían «ver» y «sentir» al Creador. «Ésto era en el principio con Dios». En otra voz, se nos explica que así funcionaban las cosas, armoniosamente y en justicia, hasta que Satán y sus secuaces todo lo desarmonizaron.
Con respecto del vocablo «universo», este viene de las palabras «única versión» y no solamente comprende lo «material».
Ese «logos» es la ley del Creador conformada por innumerables leyes que entre sí armonizan, surtiendo justicia, y en esa conjugación se puede ver y sentir al Creador, que es amor.
La Palabra, en cuanto a la promesa hecha a los vivientes, que un día conocerían en persona, obviamente a semejanza de ellos, al «prototipo» o «primogénito» (primero de la genética hombre), al «unigénito» (único de la genética del Creador), fue HECHA CARNE en esa ocasión cuando esa sémina fue engendrada en la doncella judía y luego cuando ella concibió al «hijo del hombre», es decir, al resultado o fruto de ese código genético «adam» (hombre).
Ese «Logos», esa Palabra, en cuanto al unigénito y primogénito, fue manifestada en carne en esa ocasión, y no fue la primera expresión o manifestación del Padre en lo que se refiere al código genético de su linaje, el del ADAM (Hombre).
Cierto, Juan se refirió a «JESUCRISTO» para las naciones y a «Yeshúa ha mashiaj» para los de mentalidad israelita.
Apocalipsis 19:13 (griego) dice: «Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es la Palabra del gran Dios».
Jesús, al igual que toda la creación, es la MANIFESTACION DE DIOS y su EXISTENCIA estaba en el «seno del Padre» antes de la creación.
Mencionas que «cuando se creó el universo material» como si la Biblia enseñara que existe otro «universo» para el caso «inmaterial» y que haya sido creado en momentos diferentes, amparándote del vers. 14 de Juan 1.
La Palabra (gr. «LOGOS») como «existencia continua» no es «DIOS» pero si le manifiesta y no «fue HECHO CARNE» solamente porque la Palabra manifiesta todo lo creado, visible e invisible. El vers.1 de Juan no habla de la «naturaleza de Cristo» como tampoco de las obras realizadas fuera del tiempo y el espacio, antes de la creacion.
El vers.14 no presenta ninguna «irrupcion» de Jesucristo en el tiempo y el espacio. Juan solo explica que aquella Palabra, en cuanto al primogénito como código genético ADAM (Hombre) fue hecha carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad».

Si el Hijo de Dios existía por toda la eternidad, sobra lo de «en un punto en el tiempo», y no llevó la Humanidad a la tal «Deidad» porque de esa «deidad» surgió la humanidad iniciandola en el hijo del hombre. Filipenses 2:5-9 nada tiene que ver con eso que expresas.
«Dios» nunca «llegó» a ser humano y menos «con limitaciones de tiempo y espacio».
Juan fue explícito al respecto cuando aclaró que a «Dios nadie le vio jamás» y que «el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer» (Joh 1:18 R60). Jesús «es la imagen del Dios invisible (…) (Col 1:15 R60). Pablo al respecto escribió del Creador: «Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén» (1Ti 1:17 R60).
En ninguna parte enseña la Biblia que «era DIOS perfecto y que se Hizo perfecto Hombre». Esa es teología y como tal está fuera de la verdad. Pablo bien lo explicó que «DIOS fue MANIFESTADO EN CARNE ( 1 Timoteo 3:16), pero no que se manifestó en carne y ello coincide con lo advertido por Juan, que «el unigénito Hijo (—) él le ha dado a conocer» (Joh 1:18 R60)
Ciertamente, JESUS se refería a si mismo como el HIJO DEL HOMBRE, y todos los hombres son «hijos del hombre», es decir, resultados del código genético Hombre. Jesús es el «primogénito» o primero de esa genética. Perdonaba pecados porque es rey y Señor, pero Santiago dijo: «Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados» (Sant. 5:16 R60). Jesús es SEÑOR del Sabado, como lo es todo hombre: «El día de reposo fue hecho ————por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo——-por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo». Si mencionamos a los «arrianos», ellos tenían toda la razón, no los religiosos político romanos.

FGuttmann