Lavatorio de Pies

Etiquetado: 

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)
  • Autor
    Publicaciones
  • #12053
    maye
    Participante

    En el evangelio según San Juan,capitulo 13 verso 1-17, nuestro Señor Jesucristo, lava los pies de sus discípulos, y nos manda a lavarnos los pies los unos a los otros,como el lo hizo, e incluso dice, que si sabemos esas cosas , bienaventurados seremos si las hacemos,¿Por qué entonces no se práctica?¿Por qué no es enseñado en las iglesias cristianas? Le agradezco mucho Maestro Félix, nos ilustre. Muchas gracias, Bendiciones!

    #12054
    Guillermo BC
    Participante

    Maye
    Un saludo desde Chile. Abrí la pagina y me encontré con su interesante pregunta y quiero aportar a despejar su duda. Sin embargo estará la respuesta del maestro Félix Guttmann, el cual le entregara mas certeza.Vaya para Usted mi humilde respuesta: La figura de Jesús no solo es milagros y portentos (que sin dudas, lo es), no solo es un estilo de vida santa o sana sino que también es un proceder (una manera de actuar en la vida) que nos ha legado este PARADIGMA o referente representante del PADRE.
    Cada cual que se sienta o se crea CRISTIANO, deberá postergar su primer lugar en pos del PRÓJIMO, esto es esencial para aquel que postula a ser un seguidor de JESUCRISTO. Debe recordar que la PALABRA se resume en dos mandamientos: AMAR A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS Y AMAR AL PRÓJIMO, COMO A TI MISMO. Por lo tanto, si Usted fuera la Gerente de un negocio, no debiera esperar a que sus trabajadores empiecen la «pega» (la labor) sino que Usted debiera ser el primer trabajador de esa empresa. En nuestro país decimos: » Si el cacique esta trabajando, que le queda a los indios». Jesús no solo nos demostró los frutos del Espíritu que en El estaban a flor de piel sino que cuando el es reconocido como SEÑOR Y MAESTRO no tiene reparo en convertirse en el último de la lista en pos de Usted o de mi y, si hiciéramos lo distinto o lo contrario, no ensamblamos en el engranaje divino es decir, en el plan de Dios, por que Jesús mismo se encarga de recordarnos que: «el que no recoge conmigo, desparrama» señalándonos a que a tiempo y a destiempo debemos estar alineados con El. Proceder como el MAESTRO HA ENSEÑADO.
    Porqué esto no se práctica en la iglesias cristianas? Porque en las iglesias cristianas hace rato que perdieron el rumbo, el norte; producto de las doctrinas impartidas, las cuales han colocado un manto de oscuridad a la VERDAD que es alimentado primero, por el desconocimiento, ignorancia, comodidad, de aquellos que se someten a las políticas doctrinales de esos que usufructúan (pastores y demás) de ser «Ungidos» y la masa que les sigue que es férrea, adolece de información fidedigna (fiel, autentica, real, legal, sana) se han convertido en admiradores del que relata en el púlpito por ende, les imitan postulando a ocupar los primeros asientos de esa congregación, procurando estar en el «jet-set» del «mundillo» que han forjado. Y una gran cantidad de iglesias están en esa sintonía. Imaginemos que se le ocurra hacer o celebrar el «LAVAMIENTO DE PIES» créame que solo seria un hecho simbólico y como cristianos o seguidores de Jesús no debiéramos estar fundados (basados,cimentados) en simbolismos sino que en VERDAD.
    En consecuencia, Jesús en su GRANDE AMOR, nos da un EJEMPLO practico de como debemos actuar ante los demás si somos llamados a ser «LUZ Y SAL» DE ESTA TIERRA…es decir, con HUMILDAD de corazón donde los simbolismos no tienen cabida, siendo esta la única manera de abandonar NUESTROS PRIMEROS LUGARES.
    Esperando que le haya ayudado en algo…
    Guillermo.

    #12055
    Guillermo BC
    Participante

    Maye
    Quisiera agregar algo mas: Juan 13:8 OBEDIENCIA
    «Pedro le dijo:»¡No me lavaras los pies jamás!»
    Respondió Jesús:»Si no te lavo, no tendrás parte conmigo.

    Vea I Cor. 6:11

    Juan 13:13-17 HUMILDAD

    » Vosotros me llamáis Maestro y señor». Y decís bien, porque lo soy.
    «Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros
    también debéis lavar los pies,los unos a los otros.
    «Ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
    «Os aseguro: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado mayor que el
    que lo envió.
    «Ahora que sabéis esto, seréis dichosos si lo hacéis.

    Alguien me dijo alguna vez » Que debiéramos tener sentido de la oportunidad»
    es decir, ser oportunos en ayudar, hablar, amar, animar, etc. Entiendo que
    de esa manera mi espíritu se alimenta y mi alma se goza, por lo tanto, me
    sentiré dichoso (feliz, afortunado, satisfecho, con bienestar)

    Bendiciones
    Guillermo

    #12056
    Félix Guttmann
    Moderador

    «Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio» (2Th 2:7 R60).

    «Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad».

    La «iniquidad» es la combinación de lo bueno y de lo malo. El imperio de la maldad inició con suma astucia esa muy inteligente estrategia entre los seguidores de Jesús. Su resultado hizo estragos, sobre todo entre los líderes, desde los primeros días del surgimiento de la congregación «cristiana» y es evidente en los días presentes, aun cuando el ‘viento sagrado’ lo detenga en su ímpetu y lo hará hasta que llegue ese día del arrebatamiento.

    Por esa causa experimentamos el deterioro de muchos de los líderes que se precian de ser cristianos o mesiánicos, quienes ministran afanados por conseguir fama y bienes como si fuesen a vivir eternamente en lo terrenal.

    La evidencia de su actuar errado es su manto que les cubre, lo religioso.

    Nadie que a si mismo se ame es religioso. Una realidad es la solemnidad que honra al Padre y le reconoce como el creador y otra es la ignorancia de las cosas del Altísimo y de lo que embarga al hombre destituido de su ‘gloria’ o reconocimiento como hijo del Altísimo. La religiosidad impide acceder a la verdad y anima a la ignorancia. La ignorancia desarrolla infinidad de desaciertos en todas las áreas de la vida del hombre y lo mantiene muerto o separado del Creador y de su reino.

    Amar al Todopoderoso es lo prioritario, pero para ello es necesario identificarlo primero como Padre, y ello se traduce en conocerle como de nuestro linaje, y solamente así podemos tenerle en cuenta por encima de todas las cosas que nos son puestas para que las utilicemos.

    Amarnos a nosotros mismos es la consecuencia de conocer al Padre y su creación. Se traduce en saber que somos sus hijos y en actuar en consonancia. Solo así podemos amar a nuestro prójimo, entendiendo el significado de ser hermanos, es decir, resultados o hijos del mismo Creador; de su linaje, de la misma familia, frutos del mismo Creador.

    La clave para pertenecer al reino de los cielos es amar al Padre, como consecuencia amarse cada uno a si mismo y amar a ese prójimo.

    En este mundo tenemos la oportunidad de demostrar esas experiencias.

    FGuttmann.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.