Actividad

  • Elias Cajeli E. ha respondido al debate El gran triunfo de la batalla de Job en el foro Librería de Comentarios hace 5 años, 4 meses

    Comprendo Félix, no necesariamente fue Job el único hombre recto sobre la tierra de esos días, pero sí fue el elegido por Yehovah para darle cara a Satanás.

    Presento los siguientes paralelismos entre Jesús y Job, el hombre que lo perdió todo menos su fe.

    Jesús es anterior a toda la creación universal puesto que Él ya estaba en el seno del Padre celestial y con Él toda la gloria del universo fue establecida.
    Job es anterior a esa “creación” para restaurar el universo, y que fue establecida por Elohim mediante los primeros siete pasos establecidos en el libro llamado Génesis.

    Jesús dueño de todas la riquezas del universo y se despojó a sí mismo de ellas al punto que dijo: “las zorras tienes guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del hombre no tiene ni siquiera donde recostar su cabeza”, para venir a cumplir su misión enfrentando a las tinieblas.
    Job fue el hombre más rico de toda su época, y fue despojado de ellas en su enfrentamiento con el maligno.

    Siendo varón justo por excelencia, y sin pecado ninguno, Jesús fue quebrantado hasta lo máximo, herido por rebeliones que no fueron suyas, y por su llaga fuimos nosotros curados.
    Job hombre perfecto y recto, temeroso de Dios, y apartado del mal como ninguno otro en la tierra; fue herido y quebrantado injustamente por el rebelde, llevando en su piel llagas que no merecía.

    Jesús se entregó voluntariamente para ser humillado, ultrajado, y torturado hasta la muerte, porque sabía que finalmente sus ojos verían la gloria del Padre manifestada en su cuerpo renacido.
    Job herido en todo su ser, llegó hasta el polvo y la ceniza, y desde su aflicción llegó a exclamar a Dios “mas ahora mis ojos te ven”, puesto que percibió cuán grande, poderoso, lleno de amor y de misericordia es Dios; ”Yo sé que mi redentor vive, y que al fin me levantaré sobre el polvo; y después de desecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios, al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán, y no otro, aunque mi corazón desfallece dentro de mí”

    Luego de ser despojado de lo que tenía, y de sufrir los castigos injustos de su muerte, Jesús es restituido a la eternidad recibiendo de nuevo la gloria que tenía, y aún más, por su labor cumplida al interceder por todos los suyos.
    Finalmente y al perseverar Job en la justicia, Jehová le aceptó como intercesor de sus amigos, y después de su padecimiento recibe de nuevo una familia, sus riquezas, y mucho más…”y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero”.

    Creo que si estas simetrías evidencian a Job como un tipo del Cristo, confirman entonces que pertenece a su ascendencia, así como Job estaba entre ese afar del cual fue formado el adam.

    Felicidades.