Frederick Guttmann

Respuestas de foro creadas

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #12341

    Jesús Lozada,

    Quisiera felicitarte por tu trabajo; ha sido un estudio muy objetivo y detallado.

    Es la primera vez que lo leo, ya que por causalidad me he tomado con tu artículo.

    Mencionaste 3 puntos (A, B y C) muy interesantes. En cuanto al “C” quisiera dar un par de pinceladas, si no te importa, así como a detalles que pusiste en tu Conclusión:

    La escritura hebrea no dice que aquel caído fuese un qerub, sino que estaba “con” el Qerub, o “al lado” del Qerub. Por eso se utiliza la forma Et (Alef y Tav), y los hebraístas precisamente escribieron en la Septuaginta que “metá toi Jeroib étika se en orei agíos” (con el qerub [estuviste] tú en el monte santo). Si bien este ha sido un error posterior que ha llevado a múltiples mentalidades a interpretar que el individuo mencionado era un Qerub, en vez de asumir que estuvo “con” el Qerub, en “el lugar” donde éste estaba en el Monte Santo.

    Asimismo se dice que los qerubim son seres vivientes, pero 3ª Enoc explica que los qerub son una cosa y los jaiot (vivientes) son otra. Los Jaiot no son “seres vivientes”, aunque así se ha traducido, ya que esto puede llevar a confundir con las “almas vivas” mencionadas en Génesis.

    El concepto de Belcebú puede asociarse con “señor de los ejércitos”, pero también puede haber sido una interpretación, transformación o deformación de la idea antigua. Zeboul o Zebub se escriben con la letra 7ª del alefato (Zain), que sería el equivalente del español “Z”, pero Ejército es con la 18ª letra hebrea (Tzade), que es una letra que suena como “TZ”.
    El Ojo de Horus no es el Nuevo Orden Mundial sino una deformación de un concepto subliminal deliberado. En la batalla contra Set (Satán), Horus perdió uno de sus dos ojos (o quedó mal herido del mismo), donde sus dos ojos representaban el Sol y la Luna –respectivamente-, y el herido fue la Luna.

    Horus es el halcón que simboliza los cielos (por eso su nombre semítico, Her, es “monte”), así como sus padres son conceptos egipcios antiguos alusivos a la Resurrección (no eran dioses, sino que los egipcios posteriores a los kemitas por su idolatría les divinizaron). La deformación de estos conceptos se basa en desinformación del Nuevo Orden Mundial para distraer la atención de los teóricos de la conspiración en ideas exageradas y fuera de contexto. El símbolo del Udyat (el Ojo) fue un “nombre secreto” que Ra dio a Her-Ur (Horus) para tomar el poder, y que tiene que ver con el Sol. Lo que sí hay negativo detrás de este concepto es el “ojo que todo lo ve”, ya que Ra es el Sol que observa todo sobre la Tierra, y de ahí nace la letra latina “O” que es el “ojo”, y que usan en el sistema del NOM. Por eso en el sentido oscuro se refiere al sistema de la bestia pretendiendo controlar a todos los seres humanos y tener su “ojo” sobre cada humano en todo momento, cosa que tiene que ver con los hadices islámicos que identifican al Dajjal (Anticristo) con un ser de “un solo ojo”. Enki y Horus no guardan ninguna relación directa, ni en nombre ni en atributos, pero sí es de suponer que Enki esté asociado con Ialdabaot, al menos como algún descendiente suyo.
    Por otra parte, los registros no dicen que Satanael fuese encargado de la Tierra cuando ésta estaba en Abismo (más propiamente dicho: “cuando era un abismo”).

    Cuando la Tierra era un Abismo, solo estaba en esta región Ialdabaot y sus fuerzas. Un cuerpo enorme que provino de otra parte -y que algunos suponen que está relacionado con el Sol- vino con otros cuerpos planetarios y reventó la Tierra original (que en ese entonces era una combinación de los abismos-caos y las aguas primordiales-oscuridad tenebrosa, y de un tamaño inconmensurable).

    En ese tiempo una raza de luz vivía en el emergente sistema solar y otros cuerpos que se estaban desarrollando en esas edades, pero aún ni había sido creado Satanael, pues esto fue antes de aquella declaración: “Fue un Día”, como escribió Moisés. Satanael jugó un roll importante entre los Nefilím ya para una época muy posterior, y de ahí que algunos lo asociasen con Enki, al menos con algunos de sus atributos.
    Satanael, según registros sumerios (conocido como “el muy sabio”, o “Zu”), intentó quitar el poder de Enlil -como cita Isaías-, ya que el nombre Enlil es la transformación de la forma cananea “El”, que es el mismo cognado de la forma Eloah, singular de Elohim. Antes de aquellos episodios ya había habido épocas álgidas de desarrollo, espiritualidad y trascendencia en las razas humanas de aquel entonces, por lo que el concepto de “abismo espiritual” no es apropiado para referir la situación humana antigua en general, solo para épocas particulares.

    ¡Bendiciones!

Viendo 1 entrada (de un total de 1)