Santo, santo, santo!

Ciertamente, el Padre es declarado tres veces sano (lat. ‘santo’), es decir, que no tiene que ver en lo absoluto con lo sucedido (1) ni con el ‘querub’ (2) ni con su imperio (3) ni en ese escenario contaminado, sin embargo ‘siente’, ‘sensa’ la contracorriente o el corte que produce entre sus leyes el ‘querub’, su imperio y las consecuencias en ese escenario contaminado, pero ello no significa que pueda involucrarse, por decirlo de alguna manera, ‘personalmente’, en lo que allí sucede como actor o protagonista, porque sería como meterse en una poza séptica, aunque sienta el mal olor.

Lo acontecido con el ‘querub’ sucedió en un reino que se regía y continúa rigiéndose según la PALABRA del Padre. Ello se traduce en la existencia de una ley universal conformada por innumerables de otras leyes en las que se sustenta la creación, así mismo en una ley magna para los vivientes de ese reino y esa ley está estructurada por ordenanzas en las que se sostienen o se sujetan diferentes organigramas.

Si se trata de un reino donde sus vivientes se manifiestan en una determinada dimensión, para el caso la nuestra, donde lo palpable o lo físico, no lo invisible, es la característica común, entonces ello nos dice que existe un organigrama especifico conformado por vivientes con rangos que se traducen en responsabilidades,que administran y ministran esa ley tanto para ese reino como para las familias que forman parte de ese reino.

Ese reino, por ser eso, un reino, está encabezado por un rey. Ese rey representa al Creador. Pero ese reino está ubicado en millones de moradas semejantes, por tanto cada morada o planeta tiene su propio monarca y cada morada como una uva forma parte de un racimo de moradas. Cada racimo a su vez tiene un monarca, es decir, que cada racimo (muchos planetas habitados) está regentado por un rey. Por ello ese magno monarca es rey de reyes.

A su vez existe otro organigrama, también sujeto a ese magno monarca, conformado por ‘principales’ o príncipes que asumirán en cada planeta descubierto su reinado. Sujetos a esos ‘principales’ están las diferentes ‘autoridades’ o ‘potestades’. Por ello ese magno rey es ‘señor’ de ‘señores’. Ello se traduce en que los diferentes organigramas y las familias de ese reino le rinden honores y se postran delante del magno rey, representante del Creador, pero como rey, así como también se postran  delante del hermano mayor, quien también es magno rey de reyes y señor de señores, pero por antonomasia, y también es representante del Creador, pero como Hijo de cara al Creador, como Padre. Por eso se explica que como hijo unigénito (único de la genética del Creador) y primogénito (primero de la genética HOMBRE) está ‘sentado’ o ubicado ‘a la derecha del Padre’ por antonomasia, pero el Veterano (traducido como el ‘anciano’) de dias lo está como rey.

El Padre es invisible porque es como el Viento y lo podemos ver a través del amor, y en toda su creación.

En cuanto a por qué el Padre permitió todo este doloroso acontecer que experimentan los terrrenales, pues porque quien da como herencia no tiene derecho sobre lo que ha cedido como herencia, y esa es una ley universal. Tu das a un hijo tuyo una vivienda, entonces ya no tienes derecho sobre esa dación. Por eso erradicar a Satán de la creación, a su imperio y regenerar lo afectado por las consecuencias de esa rebelión le corresponde a los herederos.

Todo aquel que se entera de algo indebido está contaminado, así lo acepte o lo rechace, así participe o se abstenga. Quien escucha el teñir de una campana ya se enteró que existe esa campana así no asista a la misa. El Padre desconoce, por su naturaleza, de lo bueno y de lo malo juntos como sabiduría, aun cuando ‘siente’ o sensa que en su seno hay un cortocircuito, pero él no es el indicado para solucionar ese impasse, solo los herederos que viven en ese escenario, por ello envió a su representante Hijo para que atendiera a sus hermanos afectados, mientras su representante como rey delante de los reyes, de los príncipes y de las autoridades asume su responsabilidad de cara a ese grave suceso que afecta al reino.

Tú, como herman@ de Jesús, siguiéndolo, asumes tu responsabilidad en tu ser íntimo y en tu entorno.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*