La cizaña

La cizaña

Jesús, en aquella ocasión a sus congéneres «les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?
Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.
Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero» (Mat 13:24-30 R60).

La «cizaña» o Lolium temulentum, es una planta Gramínea de inflorescencia simple y larga. Regularmente crece en las mismas zonas productoras de trigo y se considera una maleza de ese cultivo. La similaridad entre estas dos plantas es tan grande, que en algunas regiones la cizaña suele denominarse «falso trigo». La cizaña también le da su nombre a otro grano comestible, la cizaña acuática, conocida como «falso arroz». Se encuentra en sembrados y bordes de caminos. Mala hierba de cultivos.

Destaquemos tres características de la cizaña: una, que regularmente crece en las mismas zonas productoras de trigo, y la segunda que la similaridad entre estas dos plantas es tan grande, que en algunas regiones la cizaña suele denominarse «falso trigo». La tercera, que se considera una maleza de ese cultivo.

El Creador creó el código genético HOMBRE completamente sano y lo distribuyó en su creación, su «campo». Con el tiempo, mientras los hijos de ese código vivían en la creación, o reino de los cielos, de manera armoniosa, eterna, en medio de la justicia que produce la ley del Creador, que deja ver y sentir el amor de ese Creador, «vino su enemigo», ese «querub»,  a quien conocemos, entre otras  maneras, como «Satán», el «Calumniador»,  que fue «perfecto en todos sus caminos», y «sembró» en ese «campo» o «reino de los cielos» esa planta, similar al trigo, venenosa si se come en cantidades, y se fue a esperar que diera su nefasto resultado. Cuando explotó esa rebelión, esa «hierba», resaltó esa maleza, esa «cizaña», el fruto de Satán en esa parte de la creación de esos vivientes.

Quienes hemos sido engendrados y nacido en este mundo nos debemos a ese trigo y a esa cizaña.

La información que aporta Satán es como la «cizaña» y suele presentarse como una verdad. Es fácil que la coma y la digiera cualquiera creyendo que es trigo, o alimento del Altísimo. Los resultados demostrarán que lo digerido no fue trigo, sino veneno y del que contamina.

La persona sabia, en su prudencia sopesará cuando le extienden trigo y cuando le aportan cizaña. La persona inmadura rápidamente aceptará la cizaña y sin mediar la cordura, la sensatez, la justicia, actuará equivocadamente y afectará a su prójimo, incluso al que le da trigo.

Dificilmente una persona que no sepa distinguir entre el trigo y la cizaña podrá servirle a Jesús.

FGuttmann.

 

 

 

 

 

 

 

1 Comment

  1. paraquat lawyer nashville - octubre 29, 2021, 6:41 am

    … [Trackback]

    […] Read More Info here to that Topic: caminoluz.org/la-cizana/ […]

Comments are now closed on this post.